Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Página Principal Contáctenos
Visítanos en Facebook
Síguenos en Twitter

Recomendaciones para el cuido de uniformes escolares

Recomendaciones para el cuido de uniformes escolaresSi sus hijos son propensos a las manchas de comida o ensuciarse jugando en el patio, asegúrese de limpiar las manchas antes de tirarla en la lavadora.

La forma más fácil para lavar los uniformes escolares consiste en separar por partes superiores e inferiores, y luego por el color.

 

 

Como sacar algunas manchas:

Tinta de bolígrafo: caliente un poco de leche en una olla; cuando esté a una temperatura considerable, sumerja la parte de la prenda manchada por media hora; luego lave de la forma tradicional.

Chocolate: es común que un alimento tan irresistible forme parte de las golosinas de un pequeño. Lo cierto también es que las manchas que deja son notorias y difíciles de quitar. Para esto, es necesario preparar una mezcla de glicerina y yema de huevo. Coloque la mezcla sobre la mancha y deje secar, frote la superficie con un cepillo.

Adiós al brillo:

Los uniformes que se usan cinco días a la semana deben ser lavados en tres o más ocasiones. Esto puede llegar a perjudicar la prenda, especialmente con el planchado. Los pantalones y faldas son los que más evidencian la frecuencia de esta actividad al denotar ese peculiar brillo indeseado. Para eliminarlo humedezca un paño con agua y vinagre y colóquelo encima de la prenda brillosa. Rápidamente pase la plancha por las costuras brillosas.

Chicle: uno de los daños que parecen no tener remedio es, en realidad, de fácil solución, aunque requiere esfuerzo. Coloque suficiente hielo para que la goma de mascar endurezca y retírelo con cuidado. Si queda algún residuo, quítelo con un paño remojado en trementina.